Investigan 2 empresas por “fraude” con piña orgánica

Existe una investigación contra dos empresas sancarleñas dedicadas a la producción y exportación de piña a Estados Unidos y la Unión Europea. 

Se trata de Congelados del Valle Verde y Del Valle Verde Corp. S.A., las cuales están bajo el radar del Servicio Fitosanitario del Estado (SFE).

Entre los aspectos investigados estaría la supuesta rapidez con que se consiguió la certificación para exportar en orgánico, el cambio de personería jurídica y posibles ventas en tan solo una semana.

Marco Vinicio Jiménez, director del SFE, confirmó a DIARIO EXTRA que una investigación está por abrirse y una primera que establece la necesidad de hacer un seguimiento.

En Congelados del Valle Verde “no, hay absolutoria, la investigación sigue, se indica que hay que hacer una investigación a posteriori. Hay varios procesos abiertos todavía. En este momento hay planteado otro proceso para fruta fresca”, dijo vía correo electrónico, pues se encuentra de gira.

Reconoció tener conocimiento de un informe del que este medio tiene copia, donde se analizan las presuntas irregularidades, cuyos señalamientos son totalmente rechazados por ambas empresas.

En el caso de Congelados del Valle Verde asegura hasta tener el documento donde su caso fue cerrado con un dictamen a su favor.

La viceministra de Agricultura, Ivannia Quesada, habló de la segunda investigación la semana pasada en la Cámara Nacional de Productores y Exportadores de Piña (Canapep), donde además se comprometió a rendir cuentas de la misma.

ELEMENTOS RELEVANTES DE LA AUDITORÍA

El informe final DSFE19-2016 del 23 de junio de 2016, indica que hubo una inspección donde se informan varios hechos y que la certificadora no aporta ningún material para acreditarlos como productores de piña orgánica.

Se afirma que el productor orgánico tiene tres años de ser productor, pero no se hace referencia, ni se aporta ninguna evidencia de que sea orgánico, dice el documento elaborado por José Miguel Jiménez Méndez, funcionario del SFE.

Agrega que no se puede saber la dimensión y dónde se desarrolla la actividad de producción orgánica.

“Resalta de sobremanera ambas cartas, habiendo sido firmadas en Pital de San Carlos el 9 de febrero de 2015, indican que la empresa Valle Verde Corp. S.A. se dedica a la producción de piña orgánica. Afirmación que carece por completo de respaldo en lo que se ha podido documentar a lo largo de la investigación, porque lo que está más bien visto es que la empresa aparece en el expediente de transición hasta el día 21 de mayo de 2015. De hecho, todavía el día 20 de mayo de 2015, el SFE emitió un certificado de registro como finca de transición a nombre de L&L proyectos MMV S.A.”, indica el documento.

Presume el investigador que hubo un cambio de razón social de una de las empresas, que en apariencia, no se había informado con anterioridad, ni aportado al expediente.

También que no se encontró evidencia de que pudiera existir un plan de manejo actualizado 2015-2016. Además, que hay compras de insumos orgánicos hasta marzo del 2015.

El documento agrega que se certificaron 97,86 hectáreas de piña orgánica, con base en siete fincas, pero no encontraron permisos sobre el análisis de suelos.

Que obtuvieran la certificación con menos de tres años de transición para la actividad orgánica es otro de los señalamientos.

Establece que había rótulos de transición en fincas, sin que a ese momento tuvieran la autorización.

Asimismo, se hace referencia en este documento, a que pudo haber un inicio de producción paralela con el periodo de transición. El informe no solo establece una presunta relación a norma nacionales, sino también a estadounidenses.

“NOS REVISARON Y NO HABÍA NINGÚN PROBLEMA”

“De otro proceso no tengo conocimiento, pero nos ayudaría a acabar con una nebulosa, de cosas que no son ciertas, pero a las que se les ha puesto mucho oído”, dijo Andrés di Palma, gerente general de Congelados del Valle Verde vía telefónica.

Agregó que el año anterior recibieron al certificador en la planta porque alguien andaba diciendo estaban vendiendo piña convencional como orgánica y comprobaron que era falso.

“Luego de la investigación del Fitosanitario, se demuestra que eso no es cierto”, señaló.

Manifestó que el Registro de Acreditación de Agricultura Orgánica (ARAO) hizo una auditoría de campo, finca y planta y no encuentra ningún problema en el proceso.

En mayo 2016, asegura los suspendieron como exportadores orgánicos, sin que se cumpliera con el debido proceso. “Estuvimos suspendidos de vender a Europa, no afecta a Estados Unidos, pero por desconocimiento, paramos las ventas totales”, explicó.

Asegura que hay un daño a la imagen de la empresa y que se generaron pérdidas importantes por dicha situación, pero que el 23 de diciembre el SFE concluye que todo está en orden.

“Yo puedo hablarle por los documentos y requerimientos que hemos recibido, por lo demás no. A la viceministra (Quesada), yo le he pedido un par de citas y no tuve respuesta ni de don Luis Felipe Arauz (ministro de Agricultura). De manera pública le pedimos una reunión, tal vez ellos solo han escuchado a un lado, sería bueno que comentaran con ambas partes”, dijo.

Sobre las denuncias, argumenta que adquirieron terreros que permite el desarrollo del producto orgánico, que no tenían un uso antes con químicos y por eso el hecho de que se pudieran usar rápido esas tierras. “El ARAO lo certificó”.

Manifestó “con mucho respeto” que parece que las autoridades no se ponen de acuerdo. “A nosotros nos revisaron y no se encontró ningún problema, tenemos varias fincas y las que están en transición… están en transición”, recalcó.

También DIARIO EXTRA contactó a Luis Barrantes, propietario de Del Valle Corp., quien dijo que se apegaba a lo dicho por Di Palma.

Qué opinas? Deja un comentario.