Ortega en crisis pone fin a gratuidad de otro programa social

Uno de los programas “premiun” del gobierno, el Bono Productivo, será financiado a través de la banca comercial, bajo la modalidad de fideicomiso a partir del 1 de abril, será la nueva modalidad para acceder al crédito de las protagonistas del programa, anunció María Auxiliadora Chiong, titular del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa (Mefcca).

El programa que fue gratuito por casi una década fue clave en los planes políticos del Frente Sandinista porque contribuyó a cambiar la percepción que los campesinos, en especial las mujeres, tenían de este partido y de su líder, Daniel Ortega, en especial.

Basado en los efectos de los programas Bono Productivo y de entrega de zinc para cambiar los techos de las viviendas, es que el Banco Mundial certificó la reducción de los índices de pobreza de 42,5% en 2009 a 29,6% en 2014, y de pobreza extrema de 14,6% a 8,3% en el mismo período.

Al comienzo el programa entregaba físicamente gallinas, cerdos, gallos, reses e insumos de forma directa. Después entró a regir la formalidad de entrega de dinero para que las protagonistas hicieran sus compras.

A partir del próximo primero de abril, el programa dejará en el pasado la parte de gratuidad que aun le quedaba. El paquete será financiado por medio de la banca mediante la modalidad de fideicomisos. El valor de la ayuda fue de $2,000 dólares, pero en el futuro los montos van a bajar drásticamente.

El 90% de los beneficiaros han sido mujeres y hace cuatro años llegó a disponer de fondos por C$340 millones de córdobas.

“Se creará un fondo de fideicomiso para dar créditos y financiar todas esas actividades que las protagonistas se encuentran desarrollando o que deseen emprender. Se va a manejar igual que el programa Usura Cero, solamente que aplicado al campo”, explicó la ministra del Mefcca.

Los créditos que saldrán de la banca estarán dirigidos a la compra de bienes de reproducción como cerdos y aves y su transformación con valor agregado. Los créditos serán de 10 mil córdobas y en un segundo nivel serán entre 10 y 60 mil córdobas.

Entre los años 2007 y 2016 de gobierno sandinista se han entregado casi 200 mil bonos productivos y se han invertido más de tres mil millones de córdobas que ha significado la creación de 2 mil núcleos productivos organizados en más de 700 cooperativas. También trascendió que otro programa insigne del gobierno como el “Plan Techo”, ya no será gratuito, tendrá un costo de 50 dólares.

Fin a la gratuidad

La presidencia comunicó a sus cuadros políticos que el programa conocido como Plan Techo desaparecerá en la forma conocida y que le dio mucho rédito político al Frente Sandinista en los últimos diez años.

La explicación es que “los fondos se acabaron”, una consecuencia del fin de la cooperación venezolana.

Según la información oficial, a partir de este mes, el Plan Techo será vendido. El paquete consistente en 10 láminas de zinc y una bolsa de clavos costará $50 dólares.

El procedimiento continuará siendo el mismo. El que desee comprar el “plan techo” tendrá que solicitarlo a la estructura barrial o municipal del Frente Sandinista que analizará la petición.

La condición básica del beneficiario, y ahora comprador, es que sea miembro del Frente Sandinista o que haya votado por este partido.

Una vez autorizado por el capítulo del FSLN recibirá una autorización para pagar en la Caja Rural Nacional, Caruna, la cantidad de USD$50 dólares. En esta misma dependencia financiera recibirá la orden para recibir los materiales en ferreterías de Managua con las cuales el gobierno ha suscrito acuerdos

Según la presidencia el paquete de lasa 10 láminas de zinc y la bolsa de clavos aún tendrá un “subsidio” de unos C$150 córdobas.

Partidario

Los planes sandinistas de ayuda social han sido sectarios y oportunistas desde el punto de vista política. Según explica el Mefcca la “selección de las familias (que recibían el bono) se hacía en las delegaciones de gobierno, desde las comunidades se desarrolla el proceso de capacitación en los aspectos técnicos que permitan la selección y adquisición de bienes en base a las especificaciones técnicas establecidas por el Programa (calidad), incluyendo los temas de asociatividad, género y constitución del fondo revolvente”.

En los últimos 10 años, el gobierno de Ortega construyó y mejoró los techos de unas 100 mil viviendas con apoyo de empresarios locales, con fondos del Estado y la millonaria cooperación que recibe de Venezuela, según fuentes oficiales.

Solo en 2015 Venezuela aportó más de US$13 millones para proyectos habitacionales en Nicaragua, uno de los países más pobres del continente. Algunas casas fueron donadas y otras vendidas con créditos “justos” a empleados públicos o personas que ganan al menos US$ 350 al mes.

Fuente: http://www.trincheraonline.com

One comment

  1. Creo que esto esta bien, se le llamaba POPULISMO y se le criticaba, Hoy ya no exsite pero se continua con aportaciones de los ciudadanos. La idea debe de seguir y beneficiar a la gente mas pobre…Pero en Nicaragua si se hace algo bien es malo y si no se hace tambien es malo…los enemigos de Ortega nunca colaboran con el progreso, quisieran matarnos d ehambre para que crear violencia y destruir todo lo bueno que se hace

Qué opinas? Deja un comentario.