Ocho años por trafico de migrantes e intento de soborno

Una condena de ocho años de cárcel deberán cumplir dos personas originarias del municipio de San Francisco del Norte departamento de Chinandega, luego que ambos, el diez de febrero admitieron los hechos por los delitos de tráfico de migrantes ilegales por intentar sobornar a un agente policial para evitar ir a la cárcel.

Emilio Laínez Rodríguez y Orvin Eduardo Laínez Paz, fueron acusados de trasladar a ocho indocumentados, seis cubanos y dos serbios, y ofrecer 460 dólares a un oficial de la policía de Estelí, acción que es penada y tipificada por la ley como delito de cohecho.

Los acusados fueron detenidos el sábado 15 de octubre del 2016 luego de recibir a los indocumentados en la Shell Esquipulas en Estelí, quienes viajaban en una unidad de transporte colectivo procedentes de Managua con destino a la frontera norte con el vecino país de Honduras.
La Juez Elizabeth Corea, dijo a noticias ABC que la pena responde a que los acusados actuaron con dolor en las acciones cometidas en contra del estado de Nicaragua, asimismo ordenó el decomiso de la camioneta en la que eran trasladados los migrantes ilegales.

El abogado defensor Alfredo Castillo Lira se mostró inconforme con la sentencia e insistió que sus defendidos cometieron el delito por imprudencia, y aunque la acusación establecía que ambos acusados cobraban dinero por el traslado de los indocumentados. El litigante aseguró además que esta acción no se logró comprobar y que sus clientes lo que admitieron fue haber cometido una imprudencia y que por nervios ofrecieron dinero al uniformado.

Cabe señalar que en la Shell Esquipulas de Estelí, según la fiscalía, los acusados acomodaron a los migrantes ilegales en la camioneta y continuaron su viaje por la vía panamericana a la salida norte de la ciudad de Estelí, pero fueron detenidos por un retén policial ubicado en las cercanías de las comunidades del Dorado y el Jícaro, jurisdicción del municipio de Estelí.

Luego los oficiales procedieron a trasladar al edificio policial Boris Vega tanto a acusados como a los migrantes ilegales, “ese momento fue aprovechado por Emilio Laínez Rodríguez” para pedir al uniformado aceptara la cantidad de cuatrocientos sesenta dólares a cambio que les dejara ir a ellos y los extranjeros ilegales.

Fuente: http://www.radioabc.info

Qué opinas? Deja un comentario.