Erasmo reconstruye su carrera de abridor

Erasmo Ramírez está reconstruyendo su carrera como lanzador abridor en los Marineros de Seattle, luego que en los Rays de Tampa Bay lo utilizaron con mucha cautela, bajo la teoría que no era consistente cuando enfrentaba por segundo o tercera vez a una alineación en un mismo partido.

Sin embargo, en Seattle ha demostrado que tiene la cuerda en su brazo y la inteligencia para hacer ajustes y sobrevivir en la colina por seis innings o más con el menor daño posible.

Erasmo lleva seis salidas consecutivas de calidad, o sea de al menos seis entradas y tres o menos carreras permitidas en cada una de ellas. Y aunque lanza para una tremenda efectividad de 2.45 en este trayecto de 36.2 entradas, solo gana un partido y tiene cuatro juegos sin decisión, por la falta de apoyo.

No obstante, está dándole brillo a otras áreas del picheo. Una prueba que ha sido dominante es que es séptimo en whip (promedio de boletos y hits por innings) de la Liga Americana con 1.14, entre los tiradores con al menos 100 episodios, y tiene la décima mejor relación de ponches por bases por bolas, con 3.54, por 92 bateadores fusilados a cambio de 26 pasaportes.

En su última salida, el bigleaguer rivense estuvo a punto de completar siete entradas por primera vez en dos años.

A Erasmo le quedan al menos tres aperturas en el resto de la temporada y podría atacar la marca de 10 aperturas consecutivas de calidad para un nica en las Grandes Ligas, que la estableció Denis Martínez en 1979 con Baltimore y que luego la igualó en 1990 y 1992 con Montreal.

Fuente: https://www.facebook.com/RevistaBeisbolera

Qué opinas? Deja un comentario.