Según Cid Callup habrá un gran abstencionismo electoral

La más reciente encuesta de la firma Cid Gallup, elaborada en Nicaragua entre el ocho y el 14 de septiembre, muestra que aproximadamente más de la mitad del padrón electoral probablemente acudirá a las urnas en las elecciones municipales previstas para noviembre, aunque más del 50% de los encuestados asegura no tener intención de votar por ninguno de los partidos que participarán en la contienda.

El sondeo, realizado en 1,200 hogares en todo el territorio nacional, muestra que el 31% de los encuestados asegura tener “mucho” interés de participar en los comicios, mientras que el 34% dice tener “algo” de interés, para un total de 65% de consultados que mantienen la probabilidad de participar en un proceso denunciado por sectores de la oposición como opaco y falto de transparencia.

Las elecciones municipales están previstas para el próximo 5 de noviembre y en ellas se elegirán a los alcaldes, vicealcaldes y concejales de los 153 municipios de Nicaragua. El proceso ha estado empañado, por un lado, por la imposición de candidatos del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), lo que ha generado descontentos en las bases del partido en varios municipios del país. El llamado “dedazo” se impuso en el FSLN a pesar de que la cúpula del partido había anunciado un proceso en el que los candidatos serían elegidos a través de encuestas con las bases.

Rosario Murillo, vicepresidenta y vocera de Gobierno, afirmo que se realizaron centenares de encuestas para definir las candidaturas. “En todos los municipios se hicieron las encuestas, como hemos explicado, más de 600 mil personas participaron y bueno, resultaron con más aprobación aquellas personas, mujeres y hombres, que fueron inscritos el día viernes en el Consejo Supremo Electoral”, justificó Murillo la imposición de candidatos tras el descontento en las bases del partido.

A pesar de estas manifestaciones contra el llamado “dedazo”, y que algunos simpatizantes del Frente han afirmado que si la imposición de candidatos se mantiene ellos no votarán, la encuesta de CID Gallup muestra la lealtad de las filas del partido: el 43% de quienes se declaran simpatizantes del FSLN aseguran que participarán en la elección, frente a un 37% que dice que está “algo” interesado en acudir a votar en noviembre.

De las personas encuestadas que se declaran sin partido político, solo el 17% dijo estar “muy” interesado en acudir a las urnas, mientras que la mayoría, el 31%, mostró “algo” de interés.

Gallup

53% sin partido

La encuesta preguntó a los entrevistados sobre la intención de votos en los comicios de noviembre. El Frente Sandinista mantiene su base sólida, con un 41% de los encuestados que aseguran que votarán por los candidatos del FSLN. La mayoría de la población cae en el grupo de los “sin partido”, que representa el 53% de los encuestados, es decir personas que no se sienten atraídas por el Frente Sandinista, pero tampoco simpatizan con los otros partidos de oposición que han expresado su interés de participar en las elecciones.

Esos porcentajes cambian, sin embargo, cuando se le pregunta a la población la simpatía por los partidos políticos. El Frente Sandinista aumenta el porcentaje, logrando un poco más de la mitad del apoyo del electorado, 52%, lo que consolida al partido de Daniel Ortega como la principal fuerza política del país, que prácticamente gobierna sin oposición.

Con el Frente, analizan desde Gallup, “simpatiza aproximadamente la mitad de la población adulta, en especial residentes en Managua metropolitana, menores de 24 años o personas de nivel socioeconómico medio”.

Los grupos de oposición apenas logran un 6% de simpatía, mientras quienes se definen sin partido representan al 37% de la población. “Los grupos de oposición se encuentran en porcentajes mínimos y sin un caudal atractivo. Destaca el Partido Liberal Constitucionalista (PLC) que, aunque bastante débil, muestra proporcionalmente algunos seguidores entre mayores de 40 años o con un bajo nivel educativo”, explican los encuestadores.

Gallup

La participación de la OEA

Cid Gallup también preguntó a los encestados su opinión sobre la participación de una misión de observación electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA) en las elecciones municipales. El 50% de los encuestados aseguró que la participación de la OEA es “muy” importante, y otro 16% la definió como “algo” importante.

Entre quienes se definen como simpatizantes del FSLN, el porcentaje de interés por la llegada de la misión de observación de la OEA aumenta hasta un 53% de sandinistas que es muy importante que el organismo interamericano observe el proceso electoral.

“La participación de una comitiva observadora de parte de la OEA en las próximas elecciones, al igual que lo hacen en otros países, es considerado importante. Lo anterior para todos a nivel general, más con mayor relevancia entre opositores al FSLN o sin preferencia partidaria”, analizan desde Gallup.

La OEA confirmó el pasado 18 de septiembre que “acompañará observando” las elecciones municipales. El acompañamiento, dijo,  “se inscribe en el marco de los acuerdos firmados” entre el Gobierno de Nicaragua y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA)”, que en los próximo días hará público el cronograma de que va a realizar en Nicaragua.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, designó al vicepresidente de la Corte Electoral de Uruguay, Wilfredo Penco, como jefe de la Misión de Observación Electoral (MOE). Penco es señalado por la oposición de Nicaragua de avalar tres fraudes electorales en pasados comicios, a los que acudió como “acompañante”.

De acuerdo a la OEA, “las Misiones de Observación y Acompañamiento Electoral constituyen una herramienta fundamental de la OEA en los países del hemisferio y resultan una práctica que refuerza el funcionamiento de los principios democráticos”.

El pasado 28 de febrero, la OEA acordó con Nicaragua vigilar las elecciones municipales de noviembre, con la firma de un memorando que incluye, entre otros asuntos, que el ente hemisférico brindará apoyo técnico para el fortalecimiento en materia de registro, cedulación y depuración del padrón electoral.

El memorando fue suscrito después de las controvertidas elecciones generales del pasado año, en las que el presidente Daniel Ortega fue reelegido por cuarta vez y fue excluido el principal bloque opositor.

Fuente: https://confidencial.com.ni

Qué opinas? Deja un comentario.