Atado de pies y manos luego que intentara robar

Amarrado como una iguana, así el dueño de una pulpería situada en los alrededores del barrio Padre Miguel de Juigalpa, les entregó a oficiales del orden público un delincuente que pretendía ingresar tranquilamente a su negocio y robar como ya lo había hecho en oportunidades anteriores. Sin embargo, en esta oportunidad, lo hicieron esperadito como venadito en un abrevadero.

El presunto delincuente penetró al negocio un poco disimulando y cuando pretendía ejecutar la acción vandálica, Erick Alexander Aguilar, lo sorprendió y sin perder mucho el tiempo lo neutralizó, luego lo amarró de pies y manos. Frente a la pulpería donde pretendía robar pasó varios minutos esperando a los uniformados.

Al momento del arresto, el detenido se rehusó facilitar su identidad. Asimismo se negó hablar del supuesto robo que pretendía hacer efectivo. “No tengo que decir nada, los policías se encargarán de investigar la verdad”, fueron las únicas palabras del sospechoso a la hora que era desatado por los uniformados.

“Ya no aguantaba a ese sujeto. En varias ocasiones se me había metido a robar y ahora (ayer) se me dio la oportunidad de capturarlo y lo hice. Voy a interponer formal denuncia para que el Ministerio Público lo acuse en el juzgado correspondiente, porque si no, la delincuencia no cesará”, declaró Aguilar.

Los oficiales en el lugar de la captura no quisieron hablar del robo frustrado y al culminar el trabajo de campo, procedieron a remitir de acuerdo a una fuente a Simón Jonatán Cardoza Úbeda, a las cárceles preventivas de Juigalpa, donde espera el momento de ser llevado al juzgado local penal para responder por el delito que se le imputa.

Fuente: http://www.radiocentro870am.com

Qué opinas? Deja un comentario.