Fuertes lluvias desbordan el Río Grande de Matagalpa

Debido al fuerte caudal por las lluvias, este miércoles 27 de septiembre el Río Grande de Matagalpa mantenía interrumpido el tráfico vehicular por el puente Bopal, entre los municipios de San Dionisio y Esquipulas, departamento de Matagalpa.

El río rebasa el puente y muchos conductores han optado por regresarse, aunque “bastantes” todavía esperan el decrecimiento del puente para continuar su rumbo, según explicó el comerciante Néstor Zeledón, quien iba de Matagalpa a Esquipulas.

“Nos regresamos mejor, los buses también se están regresando, porque el caudal está cada vez más fuerte y se cree que podría bajar hasta en la tarde, entonces vamos a ir a dar la vuelta por Muy Muy”, comentó Vallejos, indicando que la mañana estaba soleada en el lugar.

Sin embargo, la lluvia del miércoles 26 en Matagalpa, Sébaco y otros municipios, hizo que el caudal del río incrementara considerablemente y, durante la noche, estuvo a punto de desbordar en puntos críticos en la ciudad de Matagalpa, como en el barrio 28 de Agosto y en el sector conocido como La Islita, en las cercanías del estadio Chale Solís, confirmó el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Matagalpa (CBVM).

Otras afectaciones

La lluvia del miércoles, sumada a la acumulación de basura y sedimento, provocó el desborde del cauce Cinco de Junio, el cual anegó calles y casas en diferentes puntos de la ciudad de Matagalpa, señaló el jefe de operaciones del CBVM, mayor Juan Ramón Rodríguez.

Mientras tanto, debido a la inexistencia de drenajes pluviales, en la ciudad de Sébaco, persistió la negación de calles en diferentes barrios y una cantidad indeterminada de familias sufrió anegaciones en sus casas, mientras el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Sébaco (CBVS) reportó la evacuación de cuatro familias en el barrio San Luis, al norte de la ciudad.

“Igual se controló una fuga de gas producto de la anegación y tuvimos que trasladar, a casa de otros familiares, a cuatro mujeres adultas, a dos personas de la tercera edad y a tres niños”, señaló Karla Meza, oficial de turno en el CBVS.

También hubo afectaciones por anegación en el primer sector del barrio El Porvenir, mientras que en el segundo sector de la comunidad Río Nuevo, el río Grande de Matagalpa amenazaba con desbordar y el CBVS llegó para alertar a las familias que ahí habitan.

La misma noche, el aguacero provocó la obstrucción de una alcantarilla y el desborde de un cauce que por un buen rato obstaculizó el tráfico vehicular en el kilómetro 100.5 de la carretera Panamericana, en el sector conocido como Los Esteros.

Mientras tanto, este miércoles 27 de septiembre, fueron suspendidas las clases en el colegio Lirio de Los Valles, a la orilla de la carretera hacia Chagüitillo, debido a que el centro escolar fue anegado la noche anterior.

Fuente: http://www.hoy.com.ni

Qué opinas? Deja un comentario.