Lluvias han dejado destrucción en Nueva Segovia y Madriz

El comportamiento de las precipitaciones en algunas zonas de los municipios de Madriz y Nueva Segovia en el mes de septiembre, “es inusual y supera los récord históricos”, según datos de la estación meteorológica instaladas en la comunidad de El Bálsamo, en San Juan del Río Coco, donde un “diluvio con viento y tormenta eléctrica” asustó a pobladores del lugar.

En los municipios de San Juan del Río Coco y Telpaneca, la lluvia del miércoles duró solamente 45 minutos entre las 4 y las 5 de la tarde, y según Aquiles Espinoza, encargado de la estación meteorológica de El Bálsamo, recuerda que 51 milímetros sólo lo habían registrado durante 24 horas de precipitaciones, “jamás en 45 minutos” y además sólo en los meses de octubre y mayo.

Las lluvias provocaron el desborde del Río Coco a su paso por Telpaneca, pasando por encima de la vieja rampa e impidiendo temporalmente el paso de vehículos. El mega puente, recientemente inaugurado en este lugar, fue inhabilitado ante un gigantesco derrumbe en una de las laderas de la carretera que desemboca al puente y que este jueves una cuadrilla empezó a limpiar.

La lluvia dejó a su paso árboles caídos en las vías, ríos y quebradas desbordadas, pero además caminos inhabilitados, como es el caso del camino de San Juan del Río Coco a la comunidad de El Bálsamo, donde son visibles varias revenidas de laderas cultivadas con café y que los productores de la zona limpiaban este jueves, 28 de septiembre.

Desde el pasado viernes las lluvias en la cabecera del Río Dipilto también superan récord histórico, al registrar 120 milímetros de agua en sólo tres horas, equivalente a acumulaciones de lluvias registradas en todo un mes, según una estación meteorológica instalada en un finca de café, afectando la vegetación de las riberas del río que desaparecía a su paso.



Otro sitio afectado, es la rampa o alcantarilla del puente Walí, donde por dos días consecutivos (martes y miércoles de la presente semana) en horas de la tarde y noche, las corrientes del río se desbordaron por acumulación de troncos y basura, impidiendo temporalmente el paso de vehículos en la carretera que une a Susucayán con el municipio de Quilalí.

En comunidades de Quilalí también se reportaron revenidas de los cerros, en tanto las autoridades llamaban a los pobladores a mantenerse vigilante de los derrumbes que con las próximas lluvias serán un riesgo, dado que la tierra ya se encuentra saturada de agua.

Fuente: https://www.facebook.com/lassegoviasennoticias/

Qué opinas? Deja un comentario.