Ortega destituye al alcalde recién nombrado de Muy Muy

El alcalde sandinista de Muy Muy, Orlando Antonio Blandón Peralta, duró menos de tres semanas en el cargo, hasta este lunes, cuando el Concejo Municipal justificó su destitución aduciendo que supuestamente “renunció por motivos de salud”.

Así se convirtió en el primero en ser defenestrado en el período municipal 2018-2023. Horas antes, militantes Orteguistas demandaron en las calles de Muy Muy, municipio del departamento de Matagalpa, que la orden partidaria no fuese cumplida, pero la suerte estaba echada para el ahora exfuncionario.

Nueve concejales Orteguistas tomaron la decisión de “aceptar la renuncia” en una sesión realizada a la una de la tarde. En esa reunión, participaron los seis concejales de Ciudadanos por La Libertad, que forman parte del concejo. Ellos se abstuvieron de votar porque no les mostraron la carta de dimisión.

“En ningún momento quisieron mostrarla… yo pude hablar con él (Blandón) y dice que no ha firmado ninguna carta”, aseguró el jefe de la bancada de CxL en Muy Muy, Yáder Adrián Burgos.

El despido de Blandón Peralta no es el primero que ocurre durante el decenio de Daniel Ortega en el poder (2007-2017), caracterizado por el autoritarismo.

Hasta 2016, los municipalistas llevaban un conteo que sumaban 33 alcaldes destituidos, incluyendo uno en Darío y otro en Matiguás, ambos ubicados en el departamento de Matagalpa.

El “error” del alcalde

Según fuentes del oficialismo, el pecado del alcalde de Muy Muy fue hablar de autonomía municipal en una reciente reunión de alcaldes designados por el FSLN en Managua, donde reciben orientaciones del Ejecutivo cada semana.

También habría causado incomodidad la propuesta de cambios en el organigrama de la Alcaldía, la que no habría sido consultada con las autoridades del Instituto de Fomento Municipal (Inifom).
En lugar de Blandón Peralta, fue elegida Johana Esperanza Lumbí García, la exvicealcaldesa, mientras fue nombrado como secretario del Concejo Municipal Sabino Aguilar Ochoa.

Protestas ignoradas

Antes de la sesión vespertina, simpatizantes del FSLN protestaron frente a la Alcaldía y a la casa municipal de ese partido, exigiendo que Blandón Peralta quedara en el cargo y oponiéndose a la designación partidaria de otra persona como alcalde.

Desde hace días, LA PRENSA ha intentado comunicarse con Blandón Peralta, pero las llamadas a su móvil solo remiten al correo de voz; mientras que su esposa justificó este lunes que el ahora exalcalde había salido hacia la comunidad El Chagüite.

En su trayectoria política, Blandón Peralta ya fue alcalde. En las elecciones municipales de 2004, el liberal Ubén Rodríguez fue electo alcalde bajo la bandera del FSLN, con Blandón como vicealcalde para el período 2005-2009, cuando la Alcaldía contaba con unos 35 empleados. Pero Rodríguez falleció pocos meses después de haber asumido el cargo y Blandón Peralta se convirtió en alcalde, terminando el período con una buena aprobación de los pobladores de Muy Muy. Para el nuevo período 2018-2023, Blandón asumió el cargo apenas el 19 de enero reciente y, entre sus planes, estaba hacer cambios en el organigrama de la Alcaldía que ahora cuenta con más de 90 trabajadores.

Preguntan dónde está la alcaldesa

Mientras se conoció la destitución del alcalde sandinista de Muy Muy, Orlando Antonio Blandón Peralta, concejales opositores se preguntaban también por el paradero de la alcaldesa de San Juan de Oriente, en Masaya, Brenda Jiménez.

La funcionaria ni siquiera ha convocado a la primera sesión del Concejo Municipal.

Ya ha pasado más de una semana desde que la alcaldesa sandinista, reelecta en las pasadas elecciones municipales, se ha ausentado de la comuna, sin explicación, manifestó María Reyes Gutiérrez, concejal del partido opositor Ciudadanos por la Libertad (CxL). “No hemos tenido la primera sesión del año. Desde que asumió el nuevo gobierno municipal no nos han convocado, y lo que nosotros esperamos es una aclaración sobre si ha sido destituida o no, no sabemos nada aún, creo que el pueblo fue partícipe de las pasadas elecciones, y se dice que el pueblo la puso como alcaldesa, y el pueblo está en todo el derecho de saber, por qué ella no está llegando a ejercer sus funciones como alcaldesa”, expuso Gutiérrez.

Se conoció de forma extraoficial, por fuentes ligadas a este partido, que funcionarios del Inifom, de Managua y Granada están realizando una auditoría en esta municipalidad y que Jiménez se encuentra suspendida de sus funciones, por lo que en los próximos días estarían dando los resultados. Se intentó conocer la versión de la alcaldesa, pero en su casa aseguraron que estaba fuera del municipio ante una consulta de LA PRENSA.

Según Sergio Rosales, exconcejal de Masaya y municipalista, la intervención del Gobierno central en una comuna es un abuso porque viola la Ley Municipal.

Qué opinas? Deja un comentario.